miércoles, diciembre 15, 2010

Mi propio mundo


Lograr quisiera un día
La bienaventuranza de los ciegos
Su independiente
Vinculo a las formas
Su abandono sereno
Crear mi propio mundo
Sin luz sin colores,sin espejos
Noche absoluta
Donde las estrellas
Permanecen eternas
Un misterio tan solo descifrado
Por las formas que el tacto va leyendo
La palabra oída y pronunciada
Sin filtro en la mirada
O en gestos,que desvirtúan
El sentido puro de cada sentimiento
El tacto esa visión quizá
Imperfecta de lo bello
Pintor de diez pinceles
Que ignora imprecisiones y defectos
El tacto ve la piel y la enaltece
Y ve mejor el alma quien es ciego
Crear mi propio mundo
A mi capricho
Con mis defectos y temores
Pero todo lo olvido
Cuando pienso
Que en ese mundo no podría ver
Tu rostro Silvia
Tu rostro perfecto
Todo lo escribo,para ti

1 comentario:

Mª Teresa Martín González dijo...

Creo que de todos los escritos que he leido de tí, este es el que más me ha gustado.

Un saludo.